Efectos del acoso

Los efectos del acoso está relacionado con muchas consecuencias negativas, los niños acosados pueden experimentar problemas a nivel físico, escolar y de salud mental. 


Por ejemplo; depresión y ansiedad, aumento de sentimientos de tristeza y soledad, cambios en sus patrones alimentarios y de sueño, perdida de interés en las actividades que solían disfrutar, cual estos problemas pueden prolongarse en su adultez. 


Malestares, disminución de logros académicos, participación en actividades escolares, mayor tendencia a no querer ir a la escuela y abandonar sus estudios.


Un porcentaje de niños acosados suelen responder a comportamientos extremadamente violentos, en 12 de cada 15 casos de tiroteos en los planteles educativos registrados durante 1990, los perpetradores tenían antecedentes de haber sido acosados.

Por otro lado, los niños que acosan, son más propensos a comportamientos de abuso del alcohol y otras drogas en la adolescencia y adultez, participar en peleas, vandalismo y abandono escolar, actividades sexuales precoces, condenas por delitos y citaciones de tráfico en la adultez, comportamientos abusivos hacia su pareja como abusos a sus hijos. Pueden verse involucrados en situaciones violentas o peligrosas en la adultez.


Los niños que son testigos de acoso tienden a experimentar, por ejemplo; aumento del consumo de tabaco, alcohol y otras drogas, aumento de problemas de salud mental, como depresión y ansiedad y ausentismo escolar.


Informes periodísticos relacionan el acoso escolar con el suicidio, mas sin embargo, la mayoría de los jóvenes que son acosados no piensan en suicidarse ni tienen comportamientos suicidas.

Si bien niños, niñas y jóvenes que son acosados, están en un riesgo de cometer suicidio, pero el acoso escolar no es la única causa, muchos otros factores contribuyen al riesgo de suicidio como un diagnóstico de depresión, problemas en el núcleo familiar, una experiencia traumática entre otros posibles factores.


Hay grupos específicos que tienen mayor riesgo de suicidio, como nativos americanos y nativos de Alaska, estadounidenses de origen asiático y jóvenes lesbianas, homosexuales, bisexuales y transexuales. Este riesgo puede aumentar aún más cuando no reciben el apoyo de su familia, pares y escuela.

La realidad es que el acoso, hostigamiento e intimidación puede empeorar una situación insolidaria.